Make your own free website on Tripod.com
 

Agenda| Archivo|Café Margot| Ediciones BP| ABC| BsAs esquina Boedo| Boedo XXI| Correo| Inicio

Esquina noroccidental de San Juan y Boedo en 1935. LA esquina.

Leonardo Busquet

 

IDENTIDAD

 

Brota la porfiada musiquita.

Brota desde el empedrado.

Sube por los sueños de cemento y smog.

A veces llega al cielo

y a los codazos, entre nubes de otoño,

se expande en las terrazas.

La porfiada musiquita.

Cada tanto, vuelve por aquí.

Vuela bajo.

Se mixtura en bares, plazas y unos cuantos ausentes.

Entre otras convalecencias.

Se la escucha silbar cortadas en Boedo,

y en cada cordón, dobla,

mi porteña perplejidad ... mi porteñidad perpleja.

Afinqué mis reales en San Cristóbal

y respiré el vicio de ser barrio.

En esos bares, esas plazas ...,  aquellos recuerdos.

El barrio no es, sino, yo mismo.

En tanto, soy pura memoria gastada y a veces ultrajada

por aquello que fue en alguna esquina, dolor.

No hay nada que hacer. Mi molde es Buenos Aires.

Me contaron que intentaron matarla.

En el barrio, fue por Oruro pasando la Martín Fierro.

Le tajearon la vida a la plaza.

Intentaron el asesinato aquellos que asesinaron mis ausencias.

Pero sigue ahí, la placita donde fue Vasena,

alentada por la porfiada musiquita.

Insisto. Yo no soy sino mi barrio.

Soy el que planea el vuelo torpe

para atrapar en mis desvelos la porfiada musiquita.

Abrumado, en el día terminal,

volveré –estoy seguro– despabilado en vos.

Musicando los grises del recuerdo.

Volveré. No yo, sino vos, barrio.

En mi porteña soledad de bares y plazas.

Y algún que otro escondite ... por ahí.

Yo –Buenos Aires– definitivamente. Yo mismo.

Retorno al índice con la nómina

Ir a la biografía del integrante


 Rubén Derlis (poesía)Desde BoedoPapeles de Boedo | E-Books
 

copyright © 2004 *  i-bucs All rights reserved