Make your own free website on Tripod.com
 

 

INFORMES DEL SUR

Cuadernos de Divulgación

  Agenda| Archivo| Café Margot| BsAs esquina Boedo|ABC| Boedo XXI| Buscar| Correo| Inicio

Nº 25 

Amílcar Romero  

Huergo Central Soccer vs Huergo Fóbal Clú

Apuntes sobre los orígenes del superclásico 

 Con más de un siglo River Plate, apunto de cumplir el suyo Boca Juniors, cerca de las cuatro décadas de haber sido erigido en el paradigma mismo del enfrentamiento futbolero (¿solamente futbolero?)  nacional, el primero clásico, luego clásico de los clásicos y por último superclásico, que de dos partidos por año ahora se juega casi diez veces en el mismo período, sigue teniendo orígenes tan remotos como oscuros, con explicaciones tan candorosas como inútiles y románticas. En el trabajo se saca a relucir el dilema del Puerto Unico, la Boca del Riachuelo como particular enclave desde el desembarco mismo de don Pedro de Mendoza que ya traía un aventuero genovés a bordo, desde los albores mismo de la nación el aluvión proveniente de la Liguria que lo erigió primero en una ciudad dentro de la ciudad y después en un país dentro del país, al decir de la historiadora Hebe Clementi, y las sacadas a la luz de algunas estructuras culturales jamás puesta sobre el tapete sobre el origen netamente masón de uno y la cuna eminentemente marrana del otro, los motivos que pudieron haber existido a despecho de aquel puñado de muchachos fundadores que solamente querían jugar al fútbol y no tenían ni idea de todo lo que esto conlleva, a tal punto que en la cuña clavada en un Buenos Aires de principios del siglo XX, cuando todavía no había nacido el otro necesaria polo de la antinomia, los desplazados de siempre le clavaron el mote de darseneros a los hijitos de papá que vivían en casas de material y de dos pisos en la avenida Almirante Brown y que con todos los potreros disponibles en la zona se fueron a instalar su primer canchita del otro lado del Dock I, a la sombra de la carbonera Wilson. La emigración de uno, para colmo, cubrió lo restante para ponerse a la altura de otras controversias futboleras en el mundo y terminó de abulonar simbólicamente la partición Norte-Sur que ya habían pispeado antropólogos, urbanistas e intelectuales.

 

Retornar a los índices 

 

 Rubén Derlis (poesía)| Desde Boedo| Papeles de Boedo| E-Books| Radio Café|Yuyo Verde

 copyright © 2004 *  i-bucs All rights reserved